Blog de Lupita, La vuelta de vela alrededor de Cerdeña en el Futuro Dos

 

La vuelta de vela alrededor de Cerdeña

 

 

 

486 millas nauticas

 

 

 

A principios de junio iniciamos la vuelta a bordo de nuestro FUTURO DOS partiendo desde Carloforte hacia la costa este. Inicialmente habiamos pensado recorrer sólo la costa este hasta Olbia y regresar a nuestro puerto recorriendo el mismo camino, mejor dicho eran los planes de mi capitan, la almirante tenia otros, mucho más aventurados!! Despues de dos semanas de preparar el barco realizar algunos pendientes a bordo, llenar la despensa, llenar tanques de agua y diesel, esperar una ventana de buenos vientos partimos finalmente el dia de los peores vientos, nuestra meta era Teulada a 40 mn.

 

 

 

Teulada

 

El dia empezó realmente inofensivo y terminó tambien inofensivo pero lo que pasó entre los dos inofensivos lo recordaremos por largo tiempo. Los pronósticos metereolõgicos eran buenos y decidimos soltar amarras y partir hacia el sur con vientos del norte y a vela que nos llevó lentamente hasta capo Sperone, el punto extremo sur de la isla donde se encuentran las dos pequeñas isletas llamadas La Vaca y El Toro. Al ser este el punto más expuesto de la isla el viento empezó a aumentar y las olas alcanzaron los 3-4 metros de altura que rompían en el casco del barco y nos hacían bailar fuertemente dentro de la bañera, mi capitán disminuyó vela con dos rizos y aún así avanzamos con 6 nudos, por lo menos avanzamos !!!! Mientras tanto el piloto automático se fue al carajo y mi capitan al suelo a dormir la mona bajo el efecto sedante del antihistaminico, medicamento contra mareos, la almirante al timón de mano que requiere concentración extrema, las constantes duchas de agua salada y fria, el bamboleo del barco parecido al de una licuadora y el mar de fondo que volvia nula la visibilidad de frente, agradezco enormemente a las nuevas tecnolgías que permiten dirigir una embarcación por camino seguro detectando obstaculos en altamar que no son visibles al ojo humano en situaciones climatológicas extremas ...... con las manos y sonrisa congeladas pero dueña de barco y de todo continuamos así aproximadamente dos horas. Al rodear Capo Teulada y cambiar la dirección hacia el norte automáticamente la isla nos protege del viento y por consecuencia el oleaje disminuye y el panorama cambia a la otra cara de la moneda, cero viento, cero olas, mar como un espejo, ahora tres horas despues nadie nos hubiera creido lo anterior si no lo hubieran visto con sus propios ojos.....y así llegamos al puerto asistidos por el capitan de la marina que nos habló en perfecto alemán lo cual hace todo más fácil y agradable. Teulada y sus alrededores son hermosos pero la calma y el semiabandono de la temporada baja ( principios de junio) es agobiante, cero turismo, no tiendas no bares, no nada ! así que decidimos tomar un taxi para recorrer el interior del pueblo y nos sorprendimos porque era dia de mercadillo eso siempre es un aliciente para toda mujer que se enorgullezca de serlo. Dos dias aquí más que suficientes, los pronósticos del tiempo son buenos, calma y poco viento, el siguiente paso, soltar amarras y partir hacia Cagliari, la capital de Cerdeña.

 

 

 

Cagliari

 

La travesía a Cagliari, 33mn transcurre tranquila y ayudados con motor porque sólo a vela no llegamos a ningún lado, la costa está en gran parte deshabitada pero hoy domingo vemos alguno que otro bañista en las playas solitarias aprovechando la tranquilidad del dia, el mar, ese si que tiene una gran variedad de fauna marina, vimos delfines, peces saltarines que brincan hasta 30cm fuera del agua, tortugas marinas que se dejan llevar por las olas, todo esto es para nosotros un espectáculo que sólo se puede observar en la calma absoluta del clima de hoy...... en eso estabamos cuando de repente vemos que se nos acerca a lo lejos un barco militar a todo motor ( ????? ) empezamos a revisar si teniamos todo en orden alrededor del barco, documentación, banderas, etc...... todo al parecer bien, por fin al llegar muy cerca de nosotros nos rodearon, una vuelta, otra vuelta alrededor del barco y así como llegaron de silenciosos se retiraron sin decir nada (????) despues nos enteramos de que en las cercanias hay un campo militar de la ONU y que vigilan la zona en busca de embarcaciones procedentes de Africa en busca de asilo, uffff que susto !! Llegamos a puerto Karalis por recomendación de nuestro amigo Giancarlo de Marine Sifredi en Carloforte y la desición fue super precisa pues esta marina se encuentra en pleno centro de la ciudad donde todas las atracciones se encuentran a un paso de nuestro barco y desde el cual podemos observar todo el quehacer sardo con una copa de vino tinto en la mano, nosotros desde luego aprovechamos para surtir nuestra despensa y hacer una visita a la ciudad de las iglesias, finalmente visitamos la iglesia Santa Maria, una magnificencia en marmol de diferentes colores, últimos vestigios de arquitectura catalana. Al dia siguiente nos acercamos a las oficinas de la marina para pagar la cuota de estancia en puerto y nos informan que nuestro gran amigo Giancarlo de Marine Sifredi habia muerto el dia antes de un infarto cardiaco.....descansa en paz gran amigo! Esperamos que tambien nos asistas en los mares celeciales la próxima vez que lleguemos a tu puerto.

 

 

 

Villasimius

 

 

 

El dia que partimos del puerto estaba totalmente calmado y aprovechamos la oportunidad para llenar tanques de diesel y agua para navegar las 25 mn que nos separan de Cagliari a Villasimius, este puerto se encuentra un tanto fuera de la civilización y tanto el puerto como sus alrededores son reservas naturales, por lo tanto son zonas de ensueño, oasis de calma, entre las rocas hay pequeñas playas de aguas cristalinas de color turquesa, en el puerto mismo puede verse con claridad el fondo del mar, las modernas instalaciones en temporada baja están completamente vacias y ofrece sólo un pequeño restaurante, un supercito y es todo! en comparación con temporada alta todo cambia drasticamente y hasta es dificil encontara un amarradero libre para barcos de nuestras medidas, al dia siguiente, según las predicciones metereológicas es dia de zarpar, nuestro próximo destino es Villaputzu.

 

 

 

Villaputzu

 

Al zarpar de Villasimius soplaban vientos del oeste entre 3-4 nudos que despues cambiaron a vientos del sur más fuertes, por razones de protección a las reservas naturales no estabamos seguros si atravesar el estrecho de Capo Cabonara y los islotes que lo rodean, no habia señal alguna, por si las moscas decidimos rodear por fuera donde las sacudidas eran más extremas pero evitamos algún control de la guardia marina. Mientras tanto nuestros amigos alemanes a bordo del Ciganca que se encontraban de camino a Cerdeña desde Sicilia ya nos habian contactado y esperabamos vernos en algún punto de la isla, a Edith y Herwart los conocimos en Carloforte un año antes mientras esperaban una ventana de buen tiempo para zarpar a las Islas Canarias, seguimos en contacto estos meses y nos alegrabamos de encontranos de nuevo. En Villaputzu el escenario es muy similar al de Villasimius así que despues de un dia decidimos seguir. Next station Porto Corallo.

 

 

 

Porto Corallo

 

La travesía a este puerto se encuentra bastante protegida por la zona montañosa de la isla, aguas planas y una brisa maravillosa para navegar en vela, desafortunadamente despues de un par de horas esa brisa se convirtió en menos que un soplo y más que navegar era que nos meciamos a 2 nudos y si queriamos llegar con luz del dia ... otra vez a empujarnos con motor !!! Quince minutos antes de llegar al puerto repentinamente empezó a bajar la temperatura, dentro de minutos aumentó la velocidad del viento peligrosamente, con dificultad y con ayuda del marinero de puerto logramos amarrarnos a lo largo del pantalán que estaba completamente vacio, no quiero ni pensar cómo hubiera sido en temporada alta donde está lleno de barcos y los spacios son bastante reducidos, despues de minutos así como habia llegado el espectro se fue repentinamente, nosotros amarrados y seguros nos dispusimos a tomar nuestros sagrados alimentos que preparó mi capitan con la obligada pócima roja que nos acompañaba todas las noches. El puerto de Porto Corallo al igual que Villasimius y Villaputzu está completamente fuera de cualquiera urbanización y pareciera un poco abandonada, al parecer sobrevive de los precios bajos de los amarres o de alguna subención gubernamental o privada, de cualquier manera he podido obervar que aquí en Cerdeña la relación entre precios y calidad de servicio no es igual en toda la isla.

 

 

 

Marina Santa Maria Navarrese

 

Por la mañana cuando zarpamos de Porto Corallo la calma era absoluta, despues de una hora del somnifero ronroneo del motor (lo odio) brinqué de alegría al sentir en mi cara la caricia del viento del sureste prometido por los metereológos, ni tardos ni perezosos apagamos el motor abrimos velas y a navegar se ha dicho ! El viento de popa nos empujaba hacia el norte rapidamente, el camino directo, en linea, poco exigente y con autopiloto nos permitia leer, escuchar música o capitan y almirante dentro de su propias meditaciones, el contacto con la naturaleza al cien por ciento, otra vez delfines y tortugas marinas, bellos momentos !!!! Según nuestro mapa la meta era Arbatax uno de los puerto más conocidos de la zona pero los tripulantes de uno de los bastantes barcos suizos que nos topamos en el camino en diferentes marinas o puertos nos recomendaron Marina Santa Maria Navarrese sólo a tres mn (millas nauticas) más al nortey fue un super consejo, llegamos a un maravilloso escenario, embarcaciones de todas partes del mundo, naturaleza intacta y las instalaciones sanitarias de primera, esta noche decidimos irnos de vagos, buscamos un coqueto restaurante y nos dimos un gran banquete de mariscos !! yoo, mi capitan comió pescado..... y así pasaron cuatro dias y yo no queria dejar el lugar, entre playas idilicas, gelaterías artesanales, parques, grutas solitarias, las rocas rascacielos que simulan los fiordos suecos y su famosa iglesia que data del tiempo en que esta zona pertenecía a las ricas familias de Navarra, España,. Para entonces Herwart y Edith ya nos habian anunciado que se encontraban a punto de entrar en aguas italianas dirección Cerdeña, ellos mucho más rápidos que nosotros querían alcanzarnos para navegar juntos en su camino a la las Islas Baleares.Se llegó el momento de partir hacia La Caletta.

 

 

 

La Caletta

 

El dia que zarpamos no podiamos hablar de buenos o malos vientos, mejor dicho Nani vientos (Nani es la marca del motor) grrr !!!pero el panorama era sensacional, de la marina de St. Maria Navarrese salían ambarciones de turistas en excursiones a las grutas en el golfo de Orosei por toda la costa rocosa y era impresionante observar desde nuestro barco a lo lejos como estas embarcaciones penetraban a las grutas y parecía que las rocas deglutían a las pequeñas naves con decenas de turistas. Poco antes de entrar a puerto y despues de horas de navegar sin viento y con calma absoluta, de la nada aparece el mismo espectro de Porto Corallo, el mismo espectáculo que no anuncia nungún informe metereológico y en el peor de los momentos que es al llegar a un puerto y realizar maniobras de amarre, el viento nos empujaba a toda velocidad y con mucha fuerza direccion pantalán, ni de cerca ni de lejos nunguna alma que pudiera ayudarnos a recibir cuerdas y asistirnos en las maniobras de amarre, el choque era inminente ! Yo alcancé a brincar al pantalán y coger las cuerdas rapidamente que mi capitan me habia lanzado y amarrar a lo largo y atravezados completamente, como pudimos fijamos todo lo que pudiera llevarse el viento y durante quince minutos amarra y suelta, vuelve a fijar, se soltó una cuerda, a cambiar por otra etc. Resultado un buen raspón en el casco del barco y tres defensas magulladas pero nosotros vivitos y coleando !!! esta vez el temporal duró tres dias durante los cuales no pudimos mover el barco de su sufrida posición en la que habia quedado (ocupando tres espacios) pero la amable dama de la marina nos dijo que no nos preocuparamos „ con este clima aquí no se acerca ni el diablo„ nos comentó sin cobrarnos la cuota de tanto espacio invadido! Por lo tanto los Cigancas (Edith y Herwart) ya habian llegado a St Maria Navarrese oohhh! Creo que estos tienen un turboreactor en el trasero de su barco !! les dijimos que se quedaran ahí, que teniamos muchas ganas de verlos pero aquí esto se habia convertido en infierno, el mismisimo Lucifer habia salido despavorido !¨! Dos dias más junto a nuestros queridos amigos en La Caletta, las risas y las veladas acompañados es una buena opción para las travesías largas en pareja, ellos recibieron visita de Alemania y nos separamos con la promesa de volver a encontrarnos en Olbia.

 

 

 

Olbia

 

El camino a Olbia nos lleva a atravesar las varias isletas esparcidas en los alrededores, más de una vez tuvimos que cambiar el curso buscando suficiente profundidad para evitar que la quilla toque fondo, con los actuales sistemas de navegación que nos anuncia la profundidad es más fácil cruzar estas zonas rocosas no exentas de peligro y concentrarnos en observar la belleza de la naturaleza especialmente la Isola Tavolara antiguamente el reinado más pequeño de Europa y que ahora la ocupa la OTAN y los sobrevivientes de la familia Bertoleoni miembros de la realeza antigua. Desde nuestro barco la isla se muestra por su lado más bello. En el puerto amarrados un sinnúmero de barcos de todas partes del mundo, según la información en la guía turistica que yo siempre leo antes de llegar a un lugar nuevo, para informarme de precios, clima, restaurantes, eventos culturales etc. describe a esta marina como un lugar muy moderno, limpio y con personal amable, lo siento ! Pero tengo que corregirles ! Todo lo contrario ! Un dia aquí y nos fuimos! Esperamos a que llegaran los Cigancas y los invitamos a amarar en el viejo muelle, semivacio, gratis pero sin agua y sin electricidad, totalmente céntrico y con mucha ramba samba, dos dias aqui los sobrevivimos sin problema. La ciudad de Olbia tampoco es la gran cosa pero pudimos surtir despensas y pasear por sus callejuelas llenas de tiendas y bares y disfrutar del delicioso capuccino sardo y sus helados artesanales. Con proviciones de comida, bebidas, agua y diesel y listos para recorrer el archipielago de La Maddalena esperando encontrar un buen fondeadero ( zonas autorizadas para anclar) zarpamos, navegando en flotilla ( Ciganca y Futuro Dos, juntos pero no revueltos) dirección norte y curva final para pasar al oeste de la isla principal Cerdeña.

 

 

 

Archipielago La Maddalena

 

Como su nombre lo dice este archipielago es una cadena rocosa marina con infinidades de isletas y la zona más exclusiva de Cerdeña, aqui se encuentran Porto Rotondo y Porto Cervo, puntos de preferencia de deportistas que practican deportes acuáticos de punta u olimpicos y los millonarios del mundo, donde el número de personal de servicio uniformados y con formación academica de primera, supera al número de pasajeros dueños del barco. Durante la travesía navegando al compás de una suave brisa nos encontramos de repente en medio de una regata de veleros de super lujo, tres, cuatro veces más grandes que nuestors barcos, navegaban tan cerca a nosotros que podiamos observar la alta tecnología de su construcción, velas delgadisimas parecían de seda, materiales ligerisimos, sistemas de comunicación de tegnología de punta, todos los tripulantes tenían micrófonos y audifonos, ningun yate más bello que el otro, yates que parecían mariposas parloteando alrededor nuestro, un espectáculo sinigual!!! sin mencionar los yates de motor que nos encontramos en el camino, lujo puro !!! Y así llegamos a las cercanias de la Isola Rosso buscando una tranquila cala donde anclar, la encontramos en las inmediaciones de Porto palma, el Ciganka, el Futuro Dos y un tercer velero, el paraíso marino exclusivamente para nosotros! Sólo el canto de los pajaros, el rumoreo lejano de las olas ....... y una que otra caca de las gaviotas ! Despues de tres dias de disfrutar de este privilegiado lugar, las proviciones empezaban a escacear, la gente empezaba a llegar y el viento aumentaba, tiempo de elevar anclas. La cuestión era que yo no queria descorrer camino sino continuar al norte y a mi capitan lo ponia inseguro el Mistral que sopla intensamente en el estrecho de Bonifacio entre Cerdeña y Corcega. Gracias a Edith y Herwart sobretodo a Edith y de estudiar intensamente las condiciones climatológicas de las dos aplicaciones en internet que tenemos en nuestras computadoras decidimos continuar juntos hacia Bonifacio. Dicho y hecho !! al dia siguiente temprano cada quien a su labor de elevar anclas, a nosotros nos fue bien en las maniobras a pesar de que nuestra experiencia en fondeo no es mucha pero a Herwart se le dobló su ancla al tratar de elevarla, es la desventaja de usar monitoreo eléctronico en cambio al hacerlo a mano se siente cuando hay un obstáculo que bloquea el ancla y se hace con mucho más cuidado. Sin otra avería grave partimos dirección Bonifacio, Corcega territori francés yeaahhhh!!!

 

 

 

 

 

Bonifacio

 

La desición fue definitivamente la correcta, la distancia que nos separaban de nuestro destino transcurrieron tranquilamente, vientos suaves, mucho sol, paisajes espléndidos y algunas tortugas marinas fue el escenario que nos acompañó durante la travesía, el Ciganca por delante y en comunicación con ellos por funk llegamos por fin a Bonifacio, comuna y población de Francia, es una de las ciudades más antiguas de Córcega y uno de los pueblos más pintorescos de la isla y de la costa mediterránea en general, se encuentra enclavada en una pequeña península rodeada de acantilados. Su fortaleza milenaria, sus monumentos históricos, las calles estrechas y empedradas, llenas de tiendas, boutiques, cafés y restaurantes, cuenta incluso con un fiordo de 100 metros que la convierte en un puerto natural lleno de pasadizos acuáticos que desemboca en el puerto donde finalmente amarramos. Pero sin duda uno de los mayores atractivos de esta ciudad es su ciudadela amurrallada que data de la época genovesa, enclavada en las alturas y que se asoma a la costa como un mirador gigantesco para admirar la belleza imponente de la naturaleza, durante el dia bastante turismo para ser temporada baja, embarcaciones de todos sabores y colores, nuestros vecinos, un velero procedente de Chile, amables y contentos de poder hablar español. Al oscurecer el escenario cambia totalmente, los acantilados iluminados de luces multicolores, todo se convierte en un juego de luces impresionante! Tres dias disfrutando de este maravilloso lugar intercambiando las comidas a veces a bordo del Ciganca y otras a bordo del Futuro Dos pero sin olvidar la gran preocupación de nuestros amigos EL ANCLA averiada sin ella no podrán hacer la travesía hasta las isla Baleares, decidimos zarpar al dia siguiente a Castelsardo.

 

 

 

Castelsardo

 

Otra vez navegando en aguas italianas con poco viento como para hacerlo sólo con velas que pedian a gritos ayuda del motor para avanzar con esta carga de veinte toneladas que es lo que pesa el Futuro Dos llegamos a Castelsardo, aquí la prioridad era reparar el ancla o comprar una nueva, así los caballeros se dieron a la tarea de buscar una tienda de artículos náuticos y regresaron con la buena noticia de que en tres dias llegaba una ancla nueva que habían pedido, para aprovechar el tiempo decidimos explorar los alrededores. El punto emblemático de lugar es sin duda el castillo, llamado antigumente Castillo Genovese construido por una familia genovesa que data del período feudal según los estudiosos pero que posteriormente fue el escenario de diferentes luchas por la conquista del castillo hasta convertirlo en lo que es hasta ahora, un museo donde se exiben obras de diferentes artistas italianos y de todo el mundo y con el actual nombre de Castelsardo. Subir y bajar la montaña donde se enclava este museo nos dejó agotados y por votación popular decidimos tomar el aperitivo en un bar y cenar en un restaurante deleitándonos con la gastronomía local famosa por sus productos del mar. El buen humor de“ estomago lleno y corazón contento“ se derrumbó por todos los suelos y todos los mares al enterarnos de que la susodicha ancla no existía en almacen y por lo tanto no podían enviarla, y ahora ? Buscar un taller mecánico para tratar de enderezar el ancla deformada y no romperla en el intento, y ahí vamos los cuatro en autobús arrastrando el cacharro de casi 30kg de peso montaña arriba, en el taller los mecánicos miraban el artefacto de arriba a abajo y de derecha a izquierda y opinaban en su lenguaje indecifrable, pero por los gestos de sus caras yo adiviné que sí lo podían hacer ... bruja ! En menos que canta un gallo la repararon y ahí vamos de regreso montaña abajo felices de poder abordar nuestras naves y partir al siguiente puerto.

 

 

 

Stintino

 

Las aproximadamente 20 mn entre Carlosardo y Stintino recorrimos en motor. fuertes vientos de frente frenaban nuestra marcha y el plan era la despedida, el Ciganca y su tripulación continuaba hacia Mallorca y nosotros hacia el sur, la curva final de la vuelta alrededor de la isla, la última noche nos invitaron a cenar a bordo y Edith la chef de cocina se lució de nuevo con un banquete de sabor, una botella de buen vino, postre y un digestivo espeluznante, que en lugar de mitigar la pena de la despedida me remojó el moco y mejor nos fuimos a dormir temprano para no alargar el tormento. Stintino, un puerto de ensueño, pequeño pero con una infraestructura para envidiar, en el supermercado cercano hicimos las últimas compras y preparamos barco para continuar solos a partir de mañana muy temparano dirección Alghero.

 

 

 

Alghero

 

Por la mañana muy temprano y todavia en penumbra, el puerto todavia dormido soltamos amarras y en el silencio de la madrugada escuchamos el grito de despedida de nuestros amigos alemanes Auf wiedersehen amigos ! Seguramente nos encontraremos algún dia en un punto de estos mares interminables. La puesta del sol en altamar es un espectáculo indescriptible, fue el regalo que nos permitió el sacrificio de haber madrugado hoy, a medida que avanzaba el dia aumentaba la temperatura ya a esta alturas (20 de junio) se siente el calor y la fuerza del sol. La ciudadd de Alghero conocemos de nuestro viaje por tierra del año pasado cuando recorrimos su casco antiguo, el puerto deportivo, las murallas y torres muestran muchos rasgos urbanísticosy arqitectónicos del territrio catalán que observamos en Barcelona durante el año que estuvimos en Castel de Fells, por eso la ciudad conserva el uso de la lengua catalana, reconocida como oficial por la Republica Italiana. No pensabamos quedarnos mucho tiempo aquí, surtir tanques de agua y diesel descansar una noche y partir lo más pronto posible al puerto siguiente de Bosa. El lado oeste de Cerdeña está muy expuestos a los vientos que soplan de altamar, por esta razón no está muy habitado y por consiguiente existen pocos puertos, poco tráfico y las travesías de puerto a puerto son más largas.

 

 

 

Bosa

 

En Alghero nuestros vecinos franceses nos habian dicho que tambien iban a Bosa y que su informe metereológico para el dia siguiente concordaba con el nuestro donde anunciaba buenos vientos de popa, pero bastante fuertes, y si él con su velero de 12 metros en comparacion con el nuestro de 14m se atrevía a zarpar, pues nos dio cierta seguridad de zarpar tambien, además el capitan, un hombre que parecia un viejo lobo de mar y su esposa bastante diestra en maniobras de a bordo daban la impresión de conocer la zona, eso nos terminó de convencer a seguirles, al dia siguiente efectivamente el informe meteriológico no nos falló, fuertes vientos del norte nos aventaban practicamente hacia el sur y durante las 20mn que duró la travesía aumentaron las olas a 3-4 metros de altura y el barquito francés desaparecía practicamente de nuestra vista o sólo le veíamos la punta de su mástil, volvía a aparecer para perderse de nuevo, se puso negro el panorama y ya parecia que se venia el chubasco, yo me preguntaba si ellos tambien nos perdían de vista, no llovió pero siguió nublado , mar bravo, marejada alta. Así llegaron ellos a Bosa y nosotros detrás de ellos, el puerto al que llegamos Porto Picolo o algo así, hacía más que honor a su nombre, tres pantalanes, nunguna alma para asistirnos, cuatro metro de profundidad, sin muelle que nos protegiera del mar de fondo, las instalaciones sanitarias cerradas con candado y con precio de 3 euros por persona... ....pero la playa a un lado!! llegamos, amarramos pero el barco no quería quedarse tranquilo, el mar de fondo nos mecia como a un columpio !! imposible de permanecer a bordo, yo agarré mis cachivaches y me pasé el dia en la playa, Don capitán se fue a dormir y yo volver por la tarde, el mismo juego, adentro era imposible permanecer de pie, me fui a la huelga y le dije a mi capitán que así era imposible cocinar, decidimos tomar un bus y buscar un lugar donde comer, el capitan de puerto se ofreció amablemente a llevarnos al centro en su auto a cambio de que escuchasemos la historia de su vida, bastante interesante por cierto pero muuuy repetitiva, el pobre hombre yo creo que no tenía con quien hablar y el lugar no parecía precisamente el centro del mundo donde abundasen los tumultos de gente. Bosa es un pueblito precioso bastante alejado del puerto, con jardines colgantes, mercadillos pintorescos, bares y restaurancitos aquí llamados trattorias que semejan sotanos antiguos, uno así era el restaurante que nos recomendó el parlachín que nos trajo al centro y al que le agradecemos infinitamente, comimos como limosneros, no habiamos comido en todo el dia, solo picado por aquí y por allá las ultimas migajas restantes de a bordo. Como digestivo decidimos hacer el camino de regreso a pie, 1 km? 2Km? 3? Ni idea pero resultó lejisimo ! Por fin llegamos al lugar que nos habia descrito una persona a quien preguntamos por el puerto...... sorpresa ! No era la misma marina ! Ésta aquí era mucho más grande, moderna, muchos barcos, todo limpio, todo verde, como el que describía mi guía turistica, era la marina Nautica Pinna al pie del rio Temo, habiamos amarrado en la falsa marina !!!!! resultado? no volvemos a seguir a nadie por muy experimentado que parezca ji ji ji. Al dia siguiente nos despedimos del amable capitan de puerto y partimos rumbo a Oristano.

 

 

 

Oristano

 

El moderno sistema de navegación AIS, indispensable en la actualidad para la navegación de largas ruta y en conbinación con el radar nos permite el acceso a información para localizar obstaculos en altamar así como tambien ser localizados en caso de siniestro, tambien nos permite medir la profundidad de algunas zonas muy cercanas a la costa o cadenas rocosas durante la travesía. Al acercarnos a Porto Santa Giusta el puerto industrial de Oristano el AIS nos anunciaba aguas pocos profundas, esto es uno de los máximos peligros en barcos con una quilla que mide 180cm de profundidad como el nuestro porque corre el riesgo de romperse la quilla o de atascarse el barco, en esos estabamos cuando desde el pantalán nos gritaba el marinero que giraramos a la derecha..“a la derecha!! a la derecha porca miseria !!!„ así entramos muy pegados a todo lo largo del muelle a babor y con temor a que nos encrustaramos en el muelle, al dia siguiente vimos un barco atascado a la izquierda con bastantes problemas para sacarlo con la ayuda de la guardia marina de las aguas arenosas y poco profundas de este lugar. El clima nublado y frio, vientos fuertes nos obligaron a quedarnos y esperar mejores condiciones climatólogicas, afortunadamente el fútbol de la copa europea nos dio buena distracción en estos dias. Aquí conocimos a Gerard y Blanca del yate velero Why not ? Francés él y ella española, entre aperitivos y cenas juntos decidieron navegar en nuestra compañí a Carloforte nuestro destino final de esta travesía y ellos con dirección a Sicilia. El puerto de Oristano se encuentra bastante lejos de cualquier urbanización, un autobús nos llevó del puerto a Torregrande donde pudimos disfrutar de sus playas solitarias, limpias y de aguas tranquilas. Tres dias sin poder llenar despensas ni tanques, nos urgía salir y llegar ya a Carloforte.

 

 

 

Carloforte

 

Como en casa !! las últimas 50 millas por recorrer, en flotilla con el Why Not ? en contacto con ellos por radiofunk y bajo vela y con vientos suaves llegamos a Carloforte, al acercarnos y anunciar nuestra llegada a Marina Sifredi la voz familiar de Giuseppe nos dio la bienvenida. Un verdadero gusto llegar a Carloforte „nuestro puerto“ tiene todo lo que necesitamos. Los últimos dias de nuestra estancia de esta vez son para, dejar el barco en forma, limpiar, lavar y todo lo que implica dejar todo en orden para las siete semanas que pasaremos en Suiza. Gerard y Blanca se despidieron con la promesa de encontrarnos en Grecia en Septiembre u octubre, adiós amigos !!!. Se llegó el dos de julio, descorrer camino, tomar el ferry, despues el taxi, el avión y finalmente el tren que nos lleve a casa en Gerolfingen......Hasta la vista Futuro Dos, hasta pronto Carloforte, nos vemos Carmela y Giuseppe !!!!

 

 

 

 

 

Kommentar schreiben

Kommentare: 0

Subscribe to our mailing list

* indicates required